¿Qué es Biodanza?

Biodanza es un sistema de integración humana, renovación orgánica, reeducación afectiva y reaprendizaje de las funciones originarias de vida. Su metodología consiste en inducir vivencias integradoras por medio de la música, del canto, del movimiento y de situaciones de encuentro en grupo.

vit.png
biodanza-2-1.jpg
_edited.png
acariciamiento de lamos en grupo EV.jpg

La practica semanal de Biodanza permite:  

- Liberar el estrés físico y emocional

- Conectar con estados de salud y bienestar.
- Ayudar a superar la depresión.
- Crear lazos de Amistad.
- Aumentar la autoestima y Reforzar la Identidad.
- Promover el desarrollo de una conciencia ética y ecológica.
- Estimular el desarrollo de una afectividad saludable. 

- Estimular la expresión de los potenciales humanos

EUTONIA DE MANOS.png
CEREMONIA CULMINACION GRUPO COFORMACION
IMG_20170716_180155.jpg
IMG_20170715_145027.jpg

Cada sesión puede durar entre 45 a 120 minutos dependiendo de las características y necesidades de cada grupo y proceso. 

Utilizando música especialmente selecionada y sirviéndose danzas, juegos y ejercicios favorece la salud, el bienestar y la expresión de potenciales humanos.

Para una mejor compresión sobre Biodanza, explicaremos cada uno de los elementos que se describen en su definición. 

 

  • Integración Humana.

En Biodanza el proceso de integración actúa mediante la estimulación de las funciones primordiales de la conexión con la vida, que permite cada individuo integrarse a si mismo, a la especie y al universo,  las danzas y ejercicios específicos promueven la activación psicofísica a través del ritmo, la coordinación y la intgración de los sitemas audio-ideo-afectivo-motor. 

  • Renovación Orgánica. 

Es la acción sobre la homeostasis orgánica, inducida principalmente mediante estados especiales de trance que activan procesos de reparación celular y regulación global de las funciones biológicas, disminuyendo los factores de desorganización y estrés. Su curva metodologica permite llevar al organismo armónicamente a estados adrenérgicos y colinérgicos estimulando la activación de los sistemas neurovegetativos, atendiendo a su ciclo natural y a la propia autorregulación. 
 

  • Reeducación Afectiva.

Basado en el paradigma Biocéntrico, Biodanza incentiva un re-aprendizaje centrado en el cuidado y la valoración de la vida: solidaridad, cooperación, altruismo y la capacidad de vinculación humana, para permitir el desarrollo de una afectividad saludable y una identidad fortalecida. 

  • Reaprendizaje de las Funciones Originarias de Vida.

Es aprender a vivir a partir de los instintos. El instinto es una conducta innata, hereditaria, que no requiere aprendizaje y se manifiesta mediante estímulos específicos, tienen por objetivo conservar la vida y permitir su evolución. Los instintos representan la naturaleza en nosotros, y sensibilizarse a ellos significa reestablecer la unidad entre naturaleza y cultura. 
 

  • Vivencias Integradoras.

Es una experiencia vivida con gran intensidad en el aquí-ahora y con calidad ontológica (se proyecta sobre toda la existencia). Las vivencias en Biodanza son integradoras por que tienen un efecto armonizador en si mismas. 

Las vivencias en Biodanza están orientadas para estimular los potenciales de vitalidad, sexualidad, creatividad, afectividad y trascendencia, denominados Líneas de Vivencia.

¿CÓMO TRABAJAMOS EN BIODANZA ?

Fuentes : https://biodanzaenbarcelona.wordpress.com/terceraedad/  -  Biodanza, Rolando Toro. 2007 Editorial Cuarto Propio.

 

En cada una de las sesiones de  Biodanza, trabajamos con ejercicios de las 5 Líneas de Vivencia o áreas de Potencial Genético Humano. Según las investigaciones de Rolando Toro Araneda, es posible crear una correspondencia entre las vivencias de Biodanza, las principales aspiraciones humanas y la expresión de las potencialidades genéticas. De acuerdo a la hipótesis expuesta por Toro las aspiraciones humanas son comunes y es posible agruparlar en cinco grandes conjuntos que expresan las potencialidades humanas. La  vivencia en Biodanza es el vehículo de expresión o manifestación de dicho potencial. Las potencialidades humanas estudiadas por Toro se pueden agrupar en cinco grandes conjuntos o líneas de Vivencia definidas por un termino que las sintetiza. Estas Líneas Son:

 

  • Línea de Vitalidad:

Se desarrolla estimulando el sistema neurovegetativo (simpático-parasimpático), la homeostasis (equilibrio interno a pesar de los cambios ambientales), el instinto de conservación (lucha y fuga), la energía para la acción y la resistencia inmunológica. Es el ímpetu vital, la energía del individuo para enfrentar el mundo y relacionarse con él. Básicamente, los ejercicios de vitalidad ejercen su influencia sobre los estados de ánimo y el humor de la persona.

 

  • Línea de Afectividad:

Relacionada con el mundo emocional y sensible de la persona, tiene relación con la vinculación que se establece con el otro, con el grupo y con la comunidad; se promueven situaciones de intimidad para que puedan emerger procesos afectivos entre las personas. La consonancia de uno mismo con el otro permite una relación dual sin competencias, sin juicios de valor, estereotipos o chantajes emocionales. Cada uno se vuelve un detonador que estimula el renacimiento permanente del otro. Se logra así, una reeducación afectiva y el acceso a la amistad y el amor.

 

  • Línea de Creatividad:

Es el elemento de renovación, está relacionado con el pensamiento divergente, la asertividad, la acción y la expresión; se estimulan los impulsos expresivos y de innovación para lograr disminuir la inhibición y reforzar la autoestima de cada individuo. De este modo, cada uno puede sentir con claridad cuál es su contribución personal al enriquecimiento de su propia vida y la de los demás.

 

  • Línea de Sexualidad:

Se relaciona con la capacidad de sentir deseo y placer, aplicado a todo los ambitos de la vida. Tiene que ver con el contacto y la vinculación profunda con sigo mismo y con el otro. Encuentra su génesis en los complejos mecanismos de la difernciación sexual, en las funciones de las gónadas y de los organos genitales y el instinto sexual, cuya finalidad es la reproducción. De forma progresiva  Se plantean ejercicios vinculados al erotismo, la identidad sexual y la función del orgasmo. Estos ejercicios permiten el despertar de las fuentes del deseo, el placer y superar la represión sexual.

 

  • Línea de Transcendencia:

Es la capacidad de ir más allá del propio ego para vincularse con unidades cada vez mayores y se relaciona con los lazos de armonía con el ambiente; es la suma de las cuatro líneas de vivencias anteriores. Se desarrolla a partir de la experiencia adquirida en los primeros instantes de vida, donde se vivencian sensaciones de armonía y plenitud. La Biodanza desarrollada en plena naturaleza, los ejercicios en el agua o las danzas de los cuatro elementos (por poner algunos ejemplos), favorecen estos estados.

EL PRINCIPIO BIOCÉNTRICO

Fuente: http://www.biodanza.org/es/biodanza/principio-biocentrico

 

La visión paradigmatica de Biodanza encuentra sus fundamentos en El Principio Biocéntrico que se inspira en la intuición del universo organizado en función de la vida y consiste en una propuesta de reformulación de nuestros valores culturales que toma como referencial el respeto por la vida.

El principio Biocéntrico, propone la potencialización de la vida y la expresión de sus poderes evolutivos. Biodanza es, desde este punto de vista, una poética de lo viviente, fundada en las leyes universales que conserva y permite la evolución de la vida. Todas las acciones de Biodanza se orientan en resonancia con el fenómeno profundo y conmovedor de la vida.

Biodanza emplea una metodología vivencial, dando énfasis a la experiencia vivida más que la información verbal, permite comenzar la transformación interna sin la intervención de los procesos mentales de represión.

Participamos del pensamiento visionario de Alberto Schweitzer: “meditando sobre la vida, siento la obligación de respetar cualquier voluntad de vida a mi alrededor, por ser igual a la mía”. La idea fundamental del bien es, pues, que éste consiste en preservar la vida, en favorecerla, en conducirla a su valor más alto; y que el mal consiste en aniquilar la vida, lastimarla, poner trabas a su florecimiento.

El Principio Biocéntrico pone su interés en un universo comprendido como un sistema vivo. El reino de la vida abarca mucho más que los vegetales, los animales y el hombre. Todo lo que existe, de los neutrinos al cuasar, de la piedra al pensamiento más sutil, hace parte del sistema vivo prodigioso.

Según el Principio Biocéntrico, el universo existe por que existe la vida, y no al contrario.