Economía Colaborativa, Un Sistema para Financiar

¿Qué es la economía colaborativa y cómo se aplica en Escuela Viva?

Internet y las nuevas tecnologías han impulsado modelos de consumo alternativo en los últimos años. La relación entre quien ofrece un producto y quien tiene una necesidad concreta está cambiando de manera significativa.

Uno de los modelos que más adeptos gana día tras día es la economía colaborativa, el cual se basa en prestar, alquilar, comprar o vender productos en función de necesidades específicas y no tanto en beneficios económicos. De hecho, en este sistema es posible que el dinero no sea el único valor de cambio para las transacciones.

Los servicios son considerados bienes de intercambio. Por ejemplo, una persona que pueda ofrecer alojamiento a otra durante unos días, puede intercambiar este servicio por unas clases de inglés o francés.

Como su propio nombre lo indica, es un modelo centrado en la colaboración y la ayuda muta. Actualmente, casi todos los sectores de la economía ya cuentan con negocios colaborativos, pese a que, tras su irrupción en el año 2010, aún es temprano para decir si este sistema tendrá un alcance global o sólo parcial.

Escuela viva utiliza el sistema de economía colaborativa para la implementación de talleres y clases . Esta iniciativa surge del deseo de promover el acceso a nuestras actividades a un precio económico, transparentar los gastos y beneficiarnos colaborativamente.

¿Cómo se aplica la economía colaborativa en los talleres y clases en

Escuela viva?

Modalidad División equitativa.

"Mientras Más Participen, Menos Se Paga".

 

Se establece un número de beneficiados ideal para un taller o clase, por ejemplo  40 personas, siendo el tope mínimo para la implementación del taller 30 personas y el tope máximo 45 personas.

Luego se definen los costos de implementación: honorarios equipo de gestión, arriendo de sala e insumos, etc. de este total se hacen las divisiones en partes iguales de acuerdo al número de participantes. La formula queda en total estimado para la implementación del taller o clase/en n°de asistentes.

Así por ejemplo si para la implementación de una jornada, clase o taller se estima un costos de $1.000.000 y al taller asisten 35 personas; se aplica la formula 1.000.000/35= $28.571 equivalente al costo a pagar por persona para beneficiarse de la jornada, clase o taller.

Modalidad Repartición de fondos

“Cuando uno Gana Todos Ganan”

 

En este caso se definen tareas entre los facilitadores y los propios beneficiarios de la jornada, clase o taller. Para cada actividad se establecen porcentajes de ganancia los que al recaudarse, se reparten. Este sistema promueve tanto el ahorro como el compromiso de pagos ya que de todos depende que el beneficio de ganancia sea el optimo para todos. Ejemplo. Ya sea por común acuerdo, ya sea por los valores de mercado, ya sea por los costos de implementación v/s numero de participantes, etc. se fija un precio a pagar por persona para el curso, clase o taller; luego se definen tareas a desarrollar durante la jornada limpieza del lugar, administración de los recursos, recaudación de fondos, actividades de coordinación, etc.  Se establecen los porcentajes de ganancia según la tarea desarrolladas (importante considerar todos los aspectos involucrados en la tarea: tiempo empleado; esfuerzo físico, recursos asociados, etc). Una vez completada la recaudación de los fondos, o bien el trabajo se da por terminado, se reparten los fondos entre las partes involucradas de acuerdo al porcentaje de ganancia establecido previamente.

Modalidad Trueque Colaborativo

"Múltiples Medios para la Transacción"

Además del dinero, los productos o servicios que una o varias personas puedan ofrecer a cambio del taller o clase pueden servir como medio de transacción. En este caso todas las partes se benefician siendo la fórmula de aplicación la siguiente: 

La implementción de jornadas y clases incluye tareas asociadas que implican aumento en la estimación de costos; por ejemplo traslados, alojamientos, alimentación, personal de aseo, personal administrativo, actividades como: registros gráficos, hacer compras etc. pueden ser aminoradas con el trabajo voluntario de alguno de los postulantes a dicho beneficio. Al reducirse estos costos la estimación de implementación también se reduce y por lo tanto el valor taller disminuye y la calidad del servicio se garantiza ya que queda en manos de un tercero que es responsable y está de a cuerdo con cumplir su oferta de trueque.     

La idea de la economía colaborativa es beneficiarse mutuamente y ahorrar, siendo indispensable la buena voluntad y honestidad. El participante debe estar dispuesto, en caso necesario, pagar un monto por la diferencia  y/o ofrecer su fuerza de trabajo en virtud del beneficio de todos . La institución organizadora debe estar dispuesta a pagar y/o reembolsar en caso  necesario. Todo desde una gran confianza y colaboración. 

PRÓXIMAS ACTIVIDADES FINANCIADAS CON SISTEMA DE ECONOMÍA COLABORATIVA

Grupo Regular de Co-formación  Continua en Biodanza: Facilitadores y estudiantes

2° GENERACIÓN

Todos los Martes del Año.

Jornada de Radicalización en Biodanza. Proyecto Evolución

4 y 5 de Noviembre 2017

Jornada de Radicalización Biodanza, Voz y Resonancia Ancestral 12 y 13 Agosto 2017

Jornada de Radicalización Neochamanismo en Biodanza. 

20 y 21 de Enero 2018

SÉ PARTE DE ÉSTA INICIATIVA Y BENEFICIA A MUCHOS

INSCRÍBETE CON TU JORNADA, CLASE O TALLER

Tipos de economía colaborativa

El concepto es mucho más amplio de lo que parece en un principio. Dentro del propio sistema de colaboración, también denominado «economía compartida», existen varios tipos de relaciones que varían en función de las necesidades y los productos:

  • Consumo colaborativo:

Utiliza plataformas digitales a través de las cuales los usuarios se ponen en contacto para intercambiar bienes o artículos, casi todos de forma gratuita y altruista.

  • Conocimiento abierto:

Son todas aquellas modalidades que promueven la difusión del conocimiento sin barreras legales o administrativas. Pueden presentarse en el día a día o a través de plataformas informáticas a las que acuden usuarios con necesidades.

  • Producción colaborativa:

Se trata de redes de interacción digital que promueven la difusión de proyectos o servicios de todo tipo. La diferencia con los dos modelos anteriores es que lo que se ofrece también se produce en el seno de estas células.

  • Finanzas colaborativas:

Microcréditos, préstamos, ahorros, donaciones y vías de financiación se incluyen en este subgrupo de la economía colaborativa. Los usuarios se ponen en contacto para satisfacer necesidades en cualquiera de estos aspectos. El mejor ejemplo lo vemos en el crowfunding, modelo de financiación para aquellos que deseen aportar capital a ciertas iniciativas de forma desinteresada.

 

Principales beneficios de la economía colaborativa

Son muy diversas las ventajas de este modelo de economía. Algunas de las más destacables son:

  • El ahorro. La mayoría de productos o servicios que se ofrecen a través de este sistema tiene precios módicos o, incluso, simbólicos.

  • Desarrollo sostenible. La economía colaborativa estimula el segundo uso de los productos. Lo que alguien ya no necesita, puede tener un nuevo destinatario en alguna red de contactos. Se aboga por un consumo moderado.

  • Gestión de recursos. Otro principio de la economía colaborativa es que si a alguien sirve una cosa, lo más probable es que a otra persona también. ¿Por qué no compartirlo? El mejor ejemplo son los coches de carretera, que pueden servir para llevar a varios pasajeros con destinos próximos.

  • Mayor oferta. Los productos con un segundo uso y los servicios compartidos amplían la oferta de los mercados tradicionales. Sin la economía colaborativa, es posible que éstos nunca vieran la luz.

  • Beneficio medioambiental. La reutilización y los servicios compartidos son una buena manera de contribuir al cuidado y la sostenibilidad de los entornos.