Ray Charles: Dolor, Pasión y Desenfreno


La música, las drogas, el sufrimiento y el amor, son el claro reflejo de una vida turbulenta, apasionada e inspiradora que llevará al pequeño Ray a convertirse en un icono de la música.

Sumido en una gran pobreza Ray Charles Robinson, nació el 23 de septiembre de 1930 en un pueblo de Georgia. Su madre, Aretha Robinson, huérfana quedó embarazada de su padre adoptivo; quien desaparecería al poco tiempo a sus jóvenes 16 años. Aretha manifestó su independencia yéndose a vivir a Greenville (Florida), donde trabajó de lavandera para sacar adelante a Ray y a su hermano menor, George, quien fallece trágicamente en un accidente doméstico del cual Ray habría sido testigo; marcando este hecho, para siempre su vida. Nueve meses después, víctima de un glaucoma, Ray comienza a perder progresivamente su vista quedando totalmente ciego a la corta edad de siete años. Una institución para ciegos y sordos de St. Agustine le ayudó a desenvolverse en la oscuridad, siendo este lugar donde comenzó a desarrollar sus habilidades musicales.

Todavía era menor de edad cuando se quedó solo en el mundo. Pero ya había interiorizado los consejos de su madre, que venían a decir: no pidas caridad, no caigas en la autocompasión por el hecho de tu ceguera, desarrolla tu autosuficiencia. Se le marcaron tan profundamente. Ray supo ganarse la vida por la zona de Florida, tocando el piano en bandas de todo tipo, pero tuvo la suficiente percepción para comprender que allí nunca crecería musicalmente. Se marchó a la ciudad de Seattle donde conoció a Quincy Jones, entonces un trompetista adolescente, que quedó pasmado por el oído absoluto del pianista y su capacidad para orquestar. Las primeras grabaciones de Ray, como parte del Maxim Trio, se hicieron en Seattle en 1949, pero al año siguiente ya usaba su propio nombre en Los Ángeles. También demostraba su dureza en lo profesional y en lo personal: en California fue prescindiendo de sus acompañantes de los tiempos duros y se olvidó de su primera mujer, Eileen Williams una jovencita de Florida (1952).

Ya en 1959 en las modestas oficinas neoyorquinas de Atlantic, Ray comenzón a dar una vuelta a la música popular: erotizar el gospel, secualizando la música de Iglesia y libreando una gran sensualidad musical, generando pudor entre los creyentes, que lo vieron como una profanación. en sus letras Ray hablaba de sexo gustoso, sudoroso e intenso.

La vida amorosa de Ray cargada de libido. lo llevo a tener al menos de diez relaciones conocidas diferentes. Jugaba con varias cartas infalibles: la atracción del talento (The Genius, le bautizaron en Atlantic), el morbo del artista diferente, la tendencia a proteger al desvalido. En su biografía, Ray es asombrosamente sincero al hablar de su voracidad sexual. Y se confiesa, bella paradoja, un voyeur: "No hay nada más excitante que dos mujeres haciéndose el amor delante de mí". El resultado fue una docena de hijos reconocidos. Y la necesidad de proveer para todos ellos y para sus madres. Al menos ésa fue la excusa que Ray gustaba de proporcionar cuando se le acusaba de ejercer como jefe tacaño y negociador implacable. En 1959 abandonó Atlantic, la compañía que había crecido con él, tras recibir uno de los mejores contratos de la historia: ABC-Paramount le pagaba las grabaciones -que revertían al artista tras un periodo de explotación- y se mostraba extraordinariamente generosa en el reparto de beneficios. Con Atlantic, Ray había gozado de libertad para expresarse: junto a los números para las listas de ventas grababa discos de jazz en pequeña formación o con big band. Con ABC, Ray rentabilizó su arte y saltó otras fronteras. En 1962 comenzó a lanzar sus interpretaciones de canciones country, un género donde escasean los vocalistas negros y al que Charles apreciaba sin prejuicios.

Los tentáculos de la poderosa ABC también resultaron útiles para silenciar lo que era vox pópuli: la estrecha relación entre Ray Charles y las drogas. Se taparon algunos incidentes policiales, pero en 1964, tras un chivatazo, unos agentes de aduanas le encontraron marihuana y heroína cuando volvía de Canadá. Fue noticia en todo el mundo, y, amenazado con la cárcel, Ray gracias a la simpatía que despertaba y las habilidades de sus abogados logró salir con libertad condicional. Dicen sus allegados que no volvió a inyectarse, pero que consumía marihuana con tranquilidad. De nuevo, las biografías de Ray muestran gran franqueza al respecto.

A pesar de ser proclamado "el padre del soul", Ray mantuvo una olímpica distancia respecto a esa música. Durante sus años de esplendor no se adaptó al soul sureño ni se aproximó al sonido Motown o al sonido Filadelfia. Ray continuó triunfando con sus sentidas baladas country, con temas que recordaban el sabor de Atlantic, con intensas versiones de los Beatles. Era una forma de afirmar que él estaba por encima de las modas. Quizá todo era más sencillo: Ray era un señor mayor que iba libre y que había perdido el compás estético e ideológico de los nuevos tiempos.

En 1961, Charles canceló un concierto programado en el Bell Auditorium en Augusta (Georgia) para protestar por las ubicaciones segregadas. Ese mismo año él hizo un dueto en un álbum con la vocalista de jazz Betty Carter. En 1979, los legisladores de Georgia proclaman Georgia on my mind como la canción oficial del Estado.

Lo mejor de su discografía

Al final, la verdad de Ray Charles se encierra en su música. La expresividad de su voz -allí está su posible paternidad respecto al soul- no tiene parangón: grita, susurra, ríe, habla, improvisa, gime, baja, sube, se rompe… Y hace suya cualquier canción, en un proceso de catarsis que el oyente recibe como bálsamo emocional.

Ray grabó sin descanso, y siempre se pueden localizar discos suyos. Los temas hechos para Swing Time se han editado bajo mil portadas, aunque la edición más completa e informativa es el doble Mess around (Proper / Resistencia). Más difíciles de encontrar son las cajas retrospectivas como Genius & soul (Rhino), verdaderamente embriagadoras en su inmensidad de riquezas.

Todo lo registrado para Atlantic merece atención, y DRO East West ha vuelto a lanzar volúmenes como The great Ray Charles, What I'd say, The genius after hours o The genius of Ray Charles. El Ray amante de las colaboraciones está representado por las sesiones con el vibrafonista Milt Jackson, ahora recogidas en el doble Soul brothers / soul meeting.

En los discos para ABC-Paramount, Ray se dispersó y aceptó algunos coros merengados y orquestaciones excesivas: hay ejemplos en su antología patriótica, Ray Charles sings for America (DRO). A partir de los setenta fue saltando de compañía en compañía, un torrente de lanzamientos dudosos que siempre contaban con algo recomendable.

Existen electrizantes colecciones de duetos: el memorable Ray Charles and Betty Carter (1961), la reunión con admiradores de Nashville recogidas en Friendship (1985) y el triunfal Genius loves company (2004). A su lado, hasta los artistas más blanditos crecían en densidad y altura.

La película 'Ray' se ha estrenado en España este fin de semana. La banda sonora está disponible en DRO East West; es una excelente introducción a su mejor repertorio. En EE UU se acaba de publicar un segundo disco, "Ray: original motion picture soundtrack. Vol. 2".

Película biográfica: 2004

En el año 2004 se estrenó la película Ray, que narra toda su vida. Fue ganador de dos premios Óscar,[cita requerida] incluyendo mejor actor y mejor sonido, y además nominada a mejor película. Desde entonces se han seguido publicando recopilatorios en CD e incluso se grabaron algunas canciones por el artista inéditas en el disco de la película. También se ha publicado su biografía titulada Brother Ray, que narra toda su vida de la manera más cercana a la realidad posible.

Puedes ver la película completa en

http://cinevip.tv/peliculas/ray
Reconocimientos

La revista Rolling Stone lo nombra Nº. 10 en su lista de los 100 mejores artistas de todos los tiempos. En 2009 publica la lista de los 100 mejores cantantes de la historia, los cuales han sido elegidos por todos los cantantes y personas relacionadas con la música. Entre todos ellos Charles ha sido nombrado como mejor cantante masculino y como el segundo mejor cantante de todos los tiempos, sólo superado por Aretha Franklin.

Fuentes:

https://elpais.com/diario/2005/01/30/

https://es.wikipedia.org/wiki/Ray_Charles

#musica #jazz #raycharles #soul #gospel #biografía

31 vistas0 comentarios